Bandoleros de la Biodiversidad

No, no te confundas, no estoy hablando de los tipos de la foto de abajo, me refiero al arbolito del paisaje de arriba. Si tienes buen ojo, a este tipo de bandoleros los encontraras en cualquier sierra por la que andes. Ellos lo tienen claro, cuando las cosas se ponen feas, las montañas son sus refugios.

Visita a Duruelo de la Sierra (1)

 

Se trata de un acebo (Ilex aquifolium), un arbolito popularmente conocido por decorar las fiestas navideñas. Este lo encontramos durante la visita realizada el pasado día 10 de Octubre por el equipo de Adaptaclima2, a las Fuentes del Duero (Picos de Urbión), en la cuarta reunión técnica celebrada en Aranda del Duero. No veras muchos más por los bosques de alrededor, constituidos casi en su totalidad por pino silvestre (Pinus sylvestris), el cual prevalece gracias a la ordenación del monte llevada a cabo por el hombre desde muchos años atrás, encaminada al aprovechamiento silvícola de esta valiosa madera.

Efectivamente, allí lo encontramos encaramado a una de las almenadas de Castroviejo, y es así como se guarece a la espera de que los tiempos cambien y pueda volver a repoblar los paisajes que en antaño ocupaba.

 

 

Acebo entre rocasLa siguiente imagen fue tomada en cabecera del Valle del Zat, Montañas Áridas del Alto Atlas de Marruecos a 2.800 metros de altitud. Son paisajes desérticos constituidos por laderas muy empinadas de roca desnuda. En primer plano, otro acebo arrinconado en la búsqueda de un hábitat menos árido, y testigo anacrónico de un clima pasado donde prosperaban los bosques de robles y pinos, semejantes a los de Picos de Urbión, 2000 kilómetros más al norte. Él también espera.

Ambos son como dos relojes parados, y en algún momento de su vida el tiempo les dará la razón, si su longevidad lo permite, y aunque los motivos de refugiarse allí son muy diferentes, la estrategia de adaptación es misma. Son los “bandoleros de la biodiversidad”.

 

Agradecimientos a D. Román Martín Simón, alcalde de Duruelo de la Sierra, Francisco Pérez Ayuso (biólogo) y Andrés Cámara Poza, Vice-Presidente ASOPOL (Asociación Policías Soria), que nos acompañaron y sirvieron de guías en la visita, y al pueblo de Duruelo de la Sierra, con el deseo de que nos enseñen a amar los bosques y cuidarlos como lo hacen ellos desde hace siglos.